Semana 9 Comienza la etapa de aprendiz

Hola a todos: ¿como están? Esta semana estoy en la ciudad de Pucallpa. Recién llegada del centro Mayantuyacu donde fui a conocer a Juan Flores, curandero ashaninca que convida ayahuasca hace 45 años. Nos caímos bien mutuamente y me acepto como aprendiz!!!!! Comienza una etapa diferente en el viaje…

Mayantuyacu es un lugar retirado. Llegar hasta ahí ya es toda una aventura. Primero hay que esperar a que no esté lloviendo mucho porque gran parte de los caminos son de tierra y al llover se vuelven difíciles de transitar. Desde la ciudad de Pucallpa hay que tomar una camioneta y viajar un par de horas. Si llovió los días anteriores está la posibilidad de encontrarse con estas situaciones

Camioneta Largos caminos encajados

Finalmente se llega a un poblado que es tan pequeño que solo existe un teléfono en la plaza y llaman por megáfono: “tal persona, tiene teléfono” y al rato… aparece la persona a recibir la llamada. De ahí hay que tomar un bote y navegar por ríos de aguas vaporosas.

Orillas de Pachitea orillas del pachitea2 Navegando Navegando2

Y finalmente se hace una larga caminata hasta llegar al centro Mayantuyacu

Caminata Llegada2 Llegada a Mayantuyacu

Para mi fue realmente sorprendente la naturalidad con la que me recibió. Toda la preparación y limpieza personal que hice hasta ahora seguramente ayudo a que las cosas con Juan fluyeran tanto. En el lugar había otro chico que también está aprendiendo con Juan desde hacía dos años y medio. Me dijo que unas semanas atrás había tenido un sueño: “una mujer blanca, de buen corazón y linda sonrisa va a venir con la intención de aprender y yo estoy contento porque voy a tener una compañera de estudio”. Al contárselo a Juan, él simplemente le sonrió y asintió con la cabeza. Entonces cuando llegue, de alguna manera me estaban esperando porque ya sabían que iba a ir. Cuando me contó todo esto entendí porque todo había fluido tanto.

Vine a la ciudad de Pucallpa solo para avisarles que a partir del próximo lunes 9 de abril entraré en la selva para dietar y aprender hasta finales de junio. En esos dos meses no me voy a conectar a internet porque en el lugar no hay electricidad ni señal de celulares, asique si me envían mails sepan que los responderé a finales de junio.

Voy a estar dietando, pero no en aislamiento porque Juan me pidió que le haga de traductora con los que hablan inglés. Con respecto a la comida no puedo comer ni sal ni azúcar en todo ese tiempo, pero si voy a poder comer frutas, lo que me alegro porque el lugar esta lleno de árboles de paltas, chirimoyas y papayas que son riquísimas.

Les mando desde aquí un gran cariño

Bendiciones,

Ines

Comentarios cerrados.