Purga de Tabaco 2015

Purga Foto PURGA DE TABACO EN LA MEDICINA TRADICIONAL AMAZÓNICA

El Tabaco

Desde muchos siglos antes de que se oyera hablar de conquistas y descubrimientos, era considerada una planta sagrada por los pueblos indígenas tanto de América del Norte como del Sur, y se consumía tanto de forma lúdica por sus efectos estimulantes, como en un contexto medicinal, ritual y sagrado. Se le consideraba un regalo de los dioses.
Pocas plantas son tan importantes para el chamanismo americano y las medicinas tradicionales de la Amazonía como lo es el tabaco. Hace muchos siglos que los indígenas sudamericanos descubrieron todas las formas de utilizarlo: fumado, bebido, como rapé, mascado, como pasta para ser chupado, aplicado en las encías o como enema. Hasta hoy día acompaña y está presente en todo tipo de rituales y ceremonias.

Según las medicinas tradicionales del Amazonas, el tabaco da “fuerza”, “protección” y “claridad mental”. Desde la antigüedad hasta hoy en día se lo utiliza en forma líquida como un potente emético, con frecuencia para depurar y fortalecer el cuerpo físico y psíquico, además como estimulador onírico.

La medicina tradicional Amazónica explica la adicción de la siguiente manera: toda planta sagrada, y el Tabaco lo es, debería ingerirse primeramente en sus formas sólida (tierra) y líquida (agua) para incorporar esa dimensión energética al cuerpo, y en una segunda etapa se puede fumar (fuego y aire). Si se empieza fumando, el cuerpo no puede “soportar” o metabolizar la energía masculina solar y aérea y se metaboliza la energía “espiritual” a nivel mental con la consiguiente adicción. En todo proceso (como el nacimiento) se empieza con lo femenino (encarnación-tierra-materia en útero de agua) y luego lo masculino (nacimiento al aire y la luz). O sea hay una gestación previa. Curarse de esa inversión de iniciarse con el humo del tabaco es retomar la energía del tabaco en forma sólida (rapé) y líquida (decocción).

La Purga

La purga de tabaco, basada en el conocimiento empírico de la Medicina Tradicional de la Amazonía, está orientada a toda persona que desea realizar una desintoxicación del organismo (tabaco, alcohol, drogas, medicamentos). Si bien es una experiencia curativa en sí misma, se puede purgar para limpiar y preparar el cuerpo antes de una ceremonia de Ayahuasca.

Así mismo es recomendable para personas que quieren dejar de fumar o reducir el consumo de cigarrillos y sanar el vínculo de adicción con la planta del tabaco.

Es esperable que después de la purga las personas manifiesten algunos efectos positivos como ser: una mayor claridad mental, estimulación de la actividad onírica, mayor capacidad pulmonar, sensación de haber desintoxicado el organismo sobretodo en la zona pectoral y vías respiratorias altas, sensación de liviandad energética. Algunos participantes han observado una mayor compensación de la tensión arterial los días posteriores a la purga.

Requisitos, preparación previa: Es importante preparar el cuerpo como mínimo 3 días antes de la sesión, evitando bebidas alcohólicas, drogas y medicamentos químicos, conservas, carnes (especialmente de cerdo y derivados), fritos, grasas, alimentos con mucha sal o azúcar, condimentos fuertes, etc. Algunos vegetales es mejor evitarlos como las coles, cebolla y ajo, también evitar las arvejas y porotos. Se recomienda seguir estas pautas los 3 días posteriores a la sesión y continuar con abstinencia sexual durante esos días. El día de la purga es imprescindible presentarse con varias horas de AYUNO.  Se puede desayunar liviano, luego almorzar a mas tardar a las 13 o 14 hs. Durante la tarde se puede tomar agua o algún te de hiervas y nada sólido. Es decir que hay que tener el estómago vacío.

Contraindicaciones: No podrán participar en la purga mujeres embarazadas, personas con disfunciones cardiovasculares o hipotensión grave.

Los GRUPOS son REDUCIDOS por lo tanto es IMPORTANTE RESERVAR CON ANTICIPACIóN por medio de una seña.

Lugar: AcerquenZen – Zona Saavedra – CABA    //   Traer ropa cómoda

Horario: 19:30 hs (La duración de la sesión es de 2 a 3 horas aproximadamente)

Efectos durante la sesión

En sesión purgativa se utiliza la planta de tabaco (especie Nicotiana Rustica), en forma líquida (decocción). El brebaje actúa principalmente como potente emético y expectorante, produciendo una depuración física, principalmente de la zona pectoral.

Es importante mencionar que a diferencia de lo que ocurre en nuestra cultura occidental donde el vómito tiene asociada una connotación negativa, medicinas tradicionales dispares como la Amazónica y la Ayurvédica (Panchakarma) por ejemplo, coinciden en que es sumamente importante realizar purgas con regularidad a fin de desintoxicar los diferentes niveles del cuerpo: a nivel físico se eliminan impurezas y toxinas, a nivel psíquico y emocional se descargan emociones negativas, a nivel áurico se liberan cargas y densidades.

El vómito es variable en cuanto a la cantidad y al tiempo que tarda en salir, pero todos los participantes lo experimentan. En todos los casos el vómito va acompañado de una importante expulsión de flemas, mucosidades y una posterior sensación de alivio.

Todo este proceso físico, se ve acompañado de estados variables e intermitentes de somnolencia combinados con una sensación de bienestar. En algunos casos se producen suaves descargas emocionales como risa o llanto. Es poco frecuente pero podría suceder que se experimente un aumento de percepciones sensoriales, incluso visiones, sin perder en ningún momento la conciencia de lo que está sucediendo.

La sesión purgativa puede darse por terminada cuando el participante ha expulsado de su cuerpo la totalidad del brebaje ingerido y han desaparecido todos los síntomas y cualquier posible malestar corporal, lo que es percibido claramente tanto por el participante como por la persona responsable de conducir la sesión.

Resultados y efectos post-purga

La sensación generalizada los días inmediatos después de la purga es de mayor energía y vitalidad, claridad mental, capacidad para dormir mejor y despertarse con la sensación de haber descansado. También una notable activación de la capacidad onírica y mayor facilidad para recordar los sueños.

Es esperable observar un mejor control sobre automatismos y comportamientos compulsivos que se proyectaban en el consumo de comida, alcohol, cigarrillo y cannabis los días posteriores a la purga.

Los resultados sobre el hábito de fumar cigarrillos es una reducción del consumo los días inmediatos posteriores a la purga, con sensación de haber descargado algo, mayor capacidad pulmonar y cese del típico “pitido” en la zona pectoral. Luego de haber experimentado un proceso intenso de desintoxicación, que queda fijado en la memoria, la persona se hace mas consciente de las toxinas que está expulsando de su cuerpo. Participa activamente de su proceso de desintoxicación y además tiene una visión directa de lo que está expulsando fuera de su cuerpo.

A pesar de que esta purga puede ser un poderoso punto de referencia para superar la adicción al cigarrillo, es de vital importancia insistir en que si la persona no está dispuesta a asumir su responsabilidad con la adicción psíquica, gestual y social, la utilidad de la purga se convierte simplemente en eso, en una purga. La cura ejerce una contundente desintoxicación y tiene sus ventajas, pero no deja de ser un punto de referencia mas o menos importante como lo puede ser un embarazo, una bronquitis aguda o una enfermedad grave, que se puede aprovechar y canalizar para superar la adicción, o no.
Se insiste mucho en los estragos físicos que provoca el tabaquismo, pero no se tiene tan en cuenta la incidencia sobre la autoestima que provoca en la persona la impotencia e incapacidad para dejarlo. La persona adicta es dependiente, menos autónoma, y por este motivo esencial, tiene menos energía vital para evitar la aparición de enfermedades, entre ellas mutaciones celulares cancerígenas.
Además de los trastornos físicos que puede ocasionar el consumo de cigarrillos industriales, algunos estudios observan un bloqueo a nivel energético en el cuarto chakra (relacionado con la respiración y el corazón), que es a su vez, a nivel psicológico el chakra de la capacidad de intercambio de sentimientos con los otros. El fumador se rodea de una especie de velo protector que esconde sus angustias profundas, las cosas que no quiere y no puede ver y por sobre todo, su gran necesidad de afecto.

Un último comentario para animarte: Purgar como forma de curarse no es privativo de los humanos, también lo podemos observar en algunos animales, como los perros y los gatos, que consumen instintivamente plantas silvestres para purgarse cuando su cuerpo lo necesita. Date la oportunidad de conocer como sos, como pensas y como sentis cuando estas liviano y limpio desde bien adentro. Te vas a sorprender!

 

 

Comentarios cerrados.